Yoga Iyengar

El Yoga

La palabra yoga proviene de la raíz sánscrita yug, que significa unión, conexión. El yoga enseña los medios para llegar a un estado de equilibrio entre el cuerpo, la mente y las emociones. Permite mirar la vida en todos sus aspectos con ecuanimidad.

El Yoga IYENGAR® se basa en los textos antiguos de los Yoga Sutras escritos por Patañjali. Aforismos que definen los ocho estadios del yoga (Aṣṭāṅga yoga) que guían al practicante para que pueda alcanzar su finalidad:

  • Principios éticos universales – Yama
  • Disciplina individual – Niyama
  • Posturas – Āsana
  • Regulación de la respiración – Prāṇāyāma
  • Interiorización de los sentidos – Pratyāhāra
  • Concentración – Dhāraṇa
  • Meditación – Dhyāna
  • Estado de realización – Samādhi
Laia Oliveras Yoga Iyengar

B.K.S. Iyengar

Yogacharya B.K.S. Iyengar (1918-2014)

Desde sus humildes y desfavorables inicios, mostró gran determinación para mejorar su salud mediante el yoga. Su práctica comprometida y la investigación constante lo llevaron a desarrollar un método de enseñanza preciso, progresivo y pedagógico. Fue autor de numerosos libros sobre la práctica y filosofía, entre ellos destaca Light on Yoga traducido a veintitrés idiomas.

La coincidencia con el violinista y director de orquesta Yehudi Menuhin fue clave para que fuera conocido en occidente, donde fue ganando muchos seguidores. Fundador del Ramamani Iyengar Memorial Yoga Institute en Pune, India en 1975. Fue nombrado doctor honoris causa en Ciencias por la Universidad de Mysore en 1997. Considerado una de «Las cien personas más influyentes del mundo» según la revista Time.

El estilo Iyengar es uno de los más extendidos y reconocidos a escala mundial.

El método

Características principales de la ensenyanza del Yoga IYENGAR®:

  • Práctica abierta a todo el mundo. El practicante avanza progresivamente y por niveles para que evolucione según sus capacidades.
  • Alineación estructural del cuerpo físico. Despertamos la observación de las acciones de cada parte del cuerpo en la realización de cada postura. Precisión en las indicaciones, acompañamiento con correcciones y adaptaciones personalizadas.
  • Implicación de la mente durante la práctica de las posturas (āsana), la regulación de la respiración (prāṇāyāma) y la interiorización de los sentidos (pratyāhāra); como medio de transformación de la conciencia. Meditación en acción.
  • Soportes (mantas, cinturones, bloques de madera, cuerdas …) que se utilizan para aumentar la percepción de la apertura corporal, para ampliar la comprensión del elemento técnico que se destaca; o para proporcionar una práctica terapéutica en caso de lesiones o dolencias.
  • Secuencia y tiempo determinados. Las diferentes familias de posturas aportan beneficios en los diversos sistemas corporales: musculoesquelético, circulatorio, respiratorio, inmunológico,… El orden concreto de las posturas y la permanencia en ellas determinará sus efectos.
  • Experiencia holística: el yoga proporciona un buen estado de salud, fortaleza y flexibilidad, ecuanimidad emocional y serenidad de la mente. El practicante aprende a desarrollarse en la vida en armonía consigo mismo y con su entorno.
Laia Oliveras Yoga Iyengar

Āsana tiene dos facetas, posar y reposar. “Posar” es la asunción artística de una posición. “Reposar en la pose” significa encontrar la perfección de una postura y mantenerla, reflejándose en ella con penetración de la inteligencia y con dedicación.

B.K.S. Iyengar